viernes, 4 de noviembre de 2011

De vuelta a los cursos presenciales

Pues nada, como quien no quiere la cosa se acerca de nuevo el inicio de los cursos que imparto en Pamplona.

Ya es el tercer año consecutivo que los realizo, y la verdad que estoy más que satisfecho de como han ido las cosas, aún a pesar de la dichosa crisis que nos bombardea. El grupo de alumnos con el que trabajo (valga la redundancia) es trabajador, y sobre todo les veo muy interesados en ésta nuestra Ciencia, cosa que hace que las cosas fluyan mucho mejor para todos.

Bueno, habría que preguntarles a ellos también su opinión, claro está. Pero mi misión principal es darles a conocer la Grafología (y en este año también la Pericia Caligráfica), para que sirve, en qué se fundamenta, como se utiliza (sobre todo, y hago especial mención a éste aspecto) de manera ética. En fin, si consigo despertar en ellos el interés por la materia ya habré conseguido dar un gran paso. Lo demás, lo que venga después, dependerá de la práctica y de su capacidad y esfuerzo.




En este curso 2011/2012, tal y como he dejado entrever en el anterior comentario, además de los dos niveles de Grafología (Básico y Superior), también impartiré el curso de Pericia Caligráfica, algo que ya me iba apeteciendo hacer.

Además, y como novedad, también podrán hacer uso los alumnos de los cursos presenciales, de una herramienta muy útil y que ya utilizan desde hace tiempo los alumnos de los cursos a distancia. Me refiero a la plataforma virtual o si quereís aula virtual "grafoaula" (www.grafoaula.com), que nos ayudará a estar en contacto mientras se van desarrollando las sesiones.

El lugar de celebración de las sesiones seguirá siendo el aula preparada para ello en el "Hotel Avenida".

Buen curso para todos!

Jose Antonio León

Más información: www.grafopec.com
o en el correo: grafopec@gmail.com ó teléfono: 948 181346









Reinventando la escritura

El presente post viene a cuento de un artículo muy interesante que he localizado aquí en Internet. Bajo el título "Los beneficios para el cerebro de escribir a mano", nos señala las ventajas de mantener el hábito escritural, tratando de ver los avances tecnológicos desde la perspectiva de que se pueden compaginar perfectamente ambos modelos. Es decir, son obvias las ventajas que nos ofrece la tecnología moderna; la escritura mediante teclados o pantallas táctiles, etc. pero a través del artículo se reivindica la escritura manual también, dando una serie de argumentos para ello.

Os transcribo el artículo a continuación porque creo que merece la pena:


La escritura manual es una excelente gimnasia para el cerebro porque al realizarla ejercitamos al mismo tiempo nuestras capacidades visuales, motoras y cognitivas. La buena letra puede ser una gran aliada de las neuronas, sobre todo las infantiles, según un equipo de expertos europeos.
Los bolígrafos, lápices, estilográficas y rotuladores se parecen cada vez más a piezas de museo cuando los empleamos como medio principal y habitual para representar nuestras palabras o ideas con letras u otros signos, trazándolos sobre el papel o bien para comunicarle algo a otras personas.
Nadie duda de las enormes ventajas en cuanto a calidad, velocidad y cantidad a la hora de elaborar un texto que ofrece la escritura mediante teclados o pantallas táctiles, en ordenadores, tabletas electrónicas, teléfonos móviles y todo tipo de dispositivos portátiles.
Su resultado es impecable: un texto con una tipografía muy agradable y libre de tachaduras o borrones, que después puede copiarse al papel mediante una impresora de última generación o visualizarse en una atractiva pantalla de alta resolución.
No obstante, las últimas investigaciones científicas aportan buenas razones para seguir cultivando la costumbre de escribir a mano, siempre que sea factible, sin por ello renunciar a las facilidades, comodidades y posibilidades que abren los medios tecnológicos para realizar un escrito moderno.
La redacción manuscrita es un proceso más lento y artesanal que la escritura con teclados físicos o virtuales,  pero sus beneficios son tan notables que algunos expertos apoyan la idea de reimplantar la enseñanza de caligrafía en los centros educativos.
Según un estudio de investigadores de Noruega y Francia, escribir con una sola mano mediante un lápiz o un bolígrafo, para dar forma a nuestros pensamientos sobre una hoja de papel, estimula las capacidades neuronales más complejas y ejercita el cerebro en mayor medida que hacerlo con un teclado.
Para llegar a esta conclusión un equipo de investigadores dirigido por Anne Mangen, de la Universidad de Stavanger (Noruega) y Jean-Luc Velay, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella (Francia) ha comparado los diferentes procesos cerebrales que se utilizan en la redacción manuscrita y en la escritura sobre un teclado de ordenador, usando ambas manos.
De acuerdo a su investigación, al escribir a mano se activan simultáneamente tres procesos cerebrales. Se ejercitan nuestra área visual, ya que estamos viendo lo que está en nuestro papel, nuestras habilidades motoras, porque colocamos el lápiz o bolígrafo sobre el papel y lo movemos para trazar las letras, y nuestras capacidades cognitivas, ya que recordar la forma de cada letra requiere un tipo diferente de respuesta del cerebro.
DE LA MANO AL CEREBRO.
“Nuestro cerebro memoriza las cosas a partir de los movimientos de nuestra mano”, ha explicado Jean-Luc Velay,  profesor de neurología, en la Universidad del Mediterráneo de Marsella
A pesar de estos beneficios, actualmente muchos niños, cuyo cerebro en desarrollo se vería especialmente favorecido por esta habilidad, no han aprendido la escritura a mano o casi no la practican, debido a que emplean los teclados de ordenador desde edades cada vez más tempranas.
Por esa razón,  los investigadores Mangen y Velay apoyan la idea de fomentar la enseñanza de la caligrafía y la escritura en las escuelas, una asignatura que viene cayendo en desuso, ante el avance de las nuevas tecnologías y procesadores de texto.
“Escribir a mano ayuda a los niños a mejorar sus habilidades motrices, a aprender a expresarse y a generar ideas, porque exige que compongan la frase mentalmente antes de redactarla de su puño y letra. Además, los movimientos secuenciales de los dedos que requiere la escritura manual, activan regiones del cerebro que involucran el pensamiento, el lenguaje y la memoria a corto plazo”, explica la grafoterapeuta Mari Carmen Martínez Darsés.
Según esta experta, impulsora de un método de caligrafía terapéutica que enseña a corregir y modificar los trazos de las letras y palabras para sanar el cuerpo y la mente, “cuando se utiliza un lápiz para escribir, el cerebro se involucra en el proceso de crear eso que se desea”.
“La escritura a mano implica una actividad neuronal más intensa, ya que cuando alguien escribe obliga al cerebro a enfocarse en lo que desea y a crear imágenes mentales. Eso le ayuda a familiarizarse con lo que se desea y en consecuencia a lograrlo”, explica la impulsora de la denominada ‘grafoterapia’.
Además, según Martínez Darsés, “la escritura manuscrita es el mejor test que podemos desarrollar. Con doce únicos movimientos o trazos realizamos todas nuestras letras. Cada uno de ellos está ligado a una función nerviosa. Su aparición en exceso o defecto, y las características con que se ejecutan, describen a la persona mental, física y emocionalmente”.
“Mediante la grafoterapia o corrección escritural, se reequilibran los impulsos nerviosos y así se consigue un cambio de conducta. Unos ejercicios motrices correctos facilitan esta labor, y permiten la mejoría desde las primeras prácticas”, dice la experta, quien agrega que “según recientes investigaciones, redactar a mano tiene ventajas para el cerebro, como ayudar a fijar conceptos, a aprender un nuevo idioma y a mantener la mente activa”.
TRAZOS QUE ACTIVAN LA MENTE.
Con la ayuda de imágenes de resonancia magnética, científicos de la Universidad de Indiana (EE.UU.) han comprobado que al escribir a mano se activan más regiones del cerebro y se favorece el aprendizaje de formas, símbolos y lenguas, lo cual ayuda a fijar los conceptos y es beneficioso para aprender un nuevo idioma y mantener la mente activa.
Un estudio anterior  de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.) había descubierto que los pequeños escriben más rápido a mano que con el teclado y que generan más ideas al hacerlo.
Estos trabajos coinciden con la experiencia cotidiana de muchos padres y educadores, y los estudios de lingüistas y neurólogos, que afirman que la escritura a mano ayuda a los niños a aprender e incentiva la creatividad infantil.
Según el neurólogo Virgilio Hernando Requejo, del Hospital Universitario Madrid-Sanchinarro (España), "la representación que tiene la mano en la corteza cerebral es enorme. Al escribir con bolígrafo utilizamos mucho más el cerebro que cuando usamos el teclado del ordenador".
"Es bueno seguir escribiendo a mano, porque al hacerlo se piensa más lo que se está diciendo, aunque cambiemos esta práctica tampoco quiere decir que retrocedamos", advierte el especialista.
Sea como sea, “no todo son teclados en el mundo informático”, y la industria tecnológica ha comenzado a incorporar la escritura  manual a una creciente gama de artilugios, desde tabletas electrónicas hasta terminales ‘inteligentes’.
La escritura manual y las nuevas tecnologías han iniciado un camino convergente, ya que cada vez hay más dispositivos que permiten escribir sobre una pantalla mediante un puntero electrónico, permitiendo que la mano recupere su protagonismo al dar forma a los trazos de una firma o un grupo de palabras.
Algunas de las versiones más básicas de estos sistemas de escritura manual sobre dispositivos electrónicos se están generalizando en muchos supermercados y servicios de entrega paquetería o revisiones técnicas, en los que el usuario dibuja su firma en un terminal, para validar un pago con su tarjeta bancaria o manifestar su acuerdo con la prestación recibida.

Fuente: "Panorama Diario"-Edición digital

Link:
http://www.panoramadiario.com/internacional/articulo/articulo/239/los-beneficios-para-el-cerebro-de-escribir-a-mano/





miércoles, 2 de febrero de 2011

Análisis Grafológico de la firma de José Luís Perales

José Luís Perales, cantautor, nacido el 18 de Febrero de 1945 en Castejón, provincia de Cuenca. Ha vendido más de 50 millones de ejemplares en todo el mundo. Su primer disco de oro lo consiguió en Argentina en 1974 con su tema "Celos de mi guitarra". Desde entonces, ha conseguido más de 100 discos de Oro y Platino. En su dilatada trayectoria en el mundo de la música, con más de 35 años, ha compuesto canciones para los artistas más conocidos, como Isabel Pantoja, Miguel Bosé o Juio Iglesias, entro otros.

Recientemente ha sido galardonado con el premio "amigo" como reconocimiento a su trayectoria artística.

En el siguiente video podeís ver uno de sus éxitos más conocidos:


Su escritura es ágil-rápida, ascendente, progresiva, combinada, agrupada, mixta, en guirnalda, espontánea, rítmica, simplificada, clara, legible, vibrante, nutrida, con letras y formas originales y sencilla, principalmente..
La rúbrica sale desde el final de la firma para subrayarla y envolver el testo de la firma. Firma homogénea ascendente y de nombre y apellido unidos.

El análisis de su escritura nos habla de una persona reservada, discreta, reflexiva sobre sus pensamientos y sentimientos. Se muestra cara al exterior tal y como es, sin adornos, sencillo y modesto.

Se adapta con facilidad a las circunstancias. Sabe respetar el espacio de los demás y se comunica de manera clara y franca, sin cálculo. Tiene una excelente capacidad para captar del exterior y dejarse llevar por las impresiones del mundo que le rodea. Su escritura vibrante, ágil, rápida y con algunos finales acerados, nos hablan de una notable sensibilidad. Esta misma emotividad, junto con su escritura rítmica, nutrida, con formas evolucionadas y tendencia hacia la simplificación, y vibrante y la tendencia a la puntuación alta, favorecen su actividad creativa, su capacidad para crear una obra artística, sobre todo en el terreno de la imaginación auditiva.

Su pensamiento es fluido, de mente organizada y con capacidad para discernir, comprender y explicar las cosas. Actúa después de reflexionar, sin dejar margen para las dudas y titubeos. Analiza y relaciona rápido los hechos que observa.Es amable y cordial con los demás, aunque no es fácil llegar hasta él, hasta su interior, pues tiende a protegerlo. En su trato íntimo, familiar, es suave,dulce y fiel,no exento de su dosis de imaginación en el plano íntimo. Da importancia tanto al plano familiar como al social, aunque predomina el primero, y a menudo parece como si ambos planos fueran unidos de la mano.Además, la "J" mayúscula inicial de la firma, con panza inflada y unida a la letra siguiente, nos hablan de alguien con muy buena capacidad de afecto y ternura en el plano familiar.

Los inicios largos que se observan en algunas palabras (inicios de la "m" minúscula, sobre todo), nos hablan de la búsqueda del apoyo afectivo, importante para él. Sabe racionalizar el esfuerzo si la ocasión lo requiere, con trabajos donde combina la cantidad en el trabajo realizado con la calidad. Utiliza tanto los procesos lógicos como los intuitivos y combina una buena visión de detalle y observación con la visión global o en perspectiva.

Es altruista y solidario y tiene metas personales y afán de superación por conseguirlas, con ambiciones nobles.