martes, 11 de mayo de 2010

Causas involuntarias de modificación de la escritura

La escritura de una persona puede verse modificada de forma voluntaria o involuntaria. Aludiremos en este capítulo a las segundas, es decir, aquellas que se producen con independencia de la voluntad de la persona.Por tanto, las causas que a continuación se exponen no pueden considerarse que están realizadas con ánimo fraudulento, puesto que son ajenas a la voluntad de la persona.

Dentro de este apartado dividiremos las causas involuntarias de modificar la escritura en dos grupos: exógenas y endógenas.

a) Exógenas:

Se trata de aquellas causas que no provienen de la persona y que se dan en un momento determinado y cuya influencia es breve sobre la escritura. Son causas endógenas las siguientes:

-El útil de escritura:
Generalmente, lo útiles de escritura que se suelen utilizar son el bolígrafo, el rotulador y en menor medida el lapicero y la pluma. Hay elementos de la escritura que pueden verse alterados según utilicemos uno u otro útil escritural. Así, los aspectos presión (calibre y tensión) y el tamaño son los dos parámetros gráficos que más se pueden ver afectados. Por ello siempre que podamos, es necesario disponer de una muestra indubitada para el cotejo que esté realizada con el mismo útil escritural que la muestra dubitada, bien solicitando documentación indubitada adecuada o mediante la realización del cuerpo de escritura correspondiente en el Juzgado.
- El papel:
El papel es otro de los elementos a tener en cuenta. Su tersura, acabado o permeabilidad pueden influir y afectar a la presión, velocidad, aparición de temblores, tensión del trazado, sobre todo.
- El soporte:
Nos referimos aquí al lugar donde apoyamos el papel donde se escribe. No es lo mismo estar escribiendo apoyado sobre una mesa, que sobre un coche, por ejemplo, o sobre una pared. El realizarlo sobre uno u otro soporte puede distorsionar alguno de los elementos gráficos ya mencionados.
- La posición:
Lógicamente, no es lo mismo escribir sentado que de pie, por ejemplo. La postura que adoptemos a la hora de escribir podrá influir en la aparición de modificaciones, como la inclinación, dirección, formas y velocidad, sobre todo.
- Las condiciones atmosféricas:
Los factores climáticos que más influyen alteraciones más importantes en las características de la escritura, son el frío y el calor.
El frío puede afectar a la velocidad (disminuyéndola), la presión (provocando que la presión sea menor o menos firme, con disminución de la tensión; apareciendo temblores en el caso de que el frío sea muy intenso), el tamaño (trazando letras pequeñas), la dirección (apareciendo renglones descendentes). Por su parte, el calor producirá también una disminución de la velocidad, pero al contrario de lo que ocurre con frío, aquí el tamaño será mayor, sobre todo en la zona superior (hampas) y en la inferior (jambas).

Como ya hemos comentado, existen asimismo una serie de causas que tienen su origen en la propia persona, en su interior, son las causas endógenas.

b) Endógenas:


Principalmente tenemos, la edad, las enfermedades y las causas psicofísicas.

- La edad:
Lo mismo que nosotros, como personas vamos evolucionando y cambiando de acuerdo con las diferentes etapas de la vida, otro tanto sucede con nuestra escritura, que presentará una evolución gráfica que correrá paralela, más o menos, con las diferentes etapas que vayamos atravesando. Así, no será lo mismo nuestra escritura cuando somos niños, adolescentes, adultos, o ya en la etapa más madura. Nuestra escritura se verá influenciada según los cambios, más o menos rápidos, que se vayan produciendo en nuestro interior.
- Las enfermedades:
En este caso no nos estamos refiriendo a las enfermedades que tengan una duración pasajera y que producen una ligera modificación en la escritura, sino a aquellas que la persona padece desde su nacimiento o desde su primera infancia, o aquellas que le sobrevienen en la edad adulta y sufre durante un largo periodo de tiempo.
Por tanto distinguiremos entre enfermedad permanente y adquirida.


Tres de las enfermedades que más se suelen estudiar en estos casos son dos relacionadas con las adicciones (alcohol y drogas tóxicas) y la enfermedad de Parkinson.

- Intoxicación por bebidas alcohólicas: Cuando el alcohol se ingiere en grandes cantidades y durante largos periodos de tiempo, afecta en gran manera al organismo, e incluso en la escritura se hacen patentes sus efectos. La principal característica que se observa es la aparición de temblores en los trazos dando lugar a lo que denominamos presión en rosario o cuentas de collar. Además de esto, también suele verse afectado el tamaño, con irregularidades en el mismo, ya que las últimas letras en la palabra son más pequeñas, las letras aparecen deformadas, la dirección de líneas es descendente y sinuosa. Además, son frecuentes también los brisados, o pérdidas e incluso roturas de presión.

-Intoxicación por drogas: Los efectos que las drogas producen en la escritura son muy similares a los observados en el alcoholismo, aunque los temblores que se dan no tienen la característica presión en rosario del anterior. La presión suele ser débil-floja y abundan las torsiones en los trazos.Otra de las características que se suele dar, tanto en la toxicomanía como en el alcoholismo es la desorganización general del escrito.

- Parkinson: Es una enfermedad propia de la edad adulta, caracterizada, principalmente y por lo que nos toca, por temblor y rigidez muscular que tienen su origen en la enfermedad localizada en el cerebro. El temblor será la principal característica en la escritura, apareciendo sobre todo en los trazos horizontales. Además, la persona lo que suele hacer es disminuir el tamaño de la grafía, con el fin que al no poder dominar su temblor éste al menos se note menos.

- Causas psicofísicas:


En este apartado nos referiremos a las manifestaciones gráficas que producen dos fenómenos psicológicos en concreto.

- El nerviosismo:
sobreexcitación cerebral puede llegar a ser precipitada, incluso la presión suele ser tan fuerte que puede llegar a romper el papel, con un desorden evidente del escrito lo que hace que sea prácticamente ilegible.

- Estados depresivos:
Como consecuencia de la inhibición que se produce en la depresión, tanto en las funciones psíquicas como en las físicas, las grafías son lentas, de dimensión pequeña, con formas irregulares, adquiriendo el escrito en general una impresión de desorden, junto con un tipo de coligamentos donde predomina la yuxtaposición de las grafías (escritura desligada en general).

Hasta aquí algunas de las principales causas no voluntarias que creemos necesario conocer. Otras, las conocidas como voluntarias, serán objeto de otro artículo en otra ocasión.




7 comentarios:

Andre dijo...

muy interesante, me gusta todo lo relacionado a la documentología, ya que soy estudiante de Criminalística, y como tal aún tengo muchas inquietudes... me gustaria saber sobre la conservación del gesto grafico a travez del tiempo... ya q tengo q hacerun T.P de investigacion y ese es mi tema. saludos y muchas gracias!!!

Jose Antonio León dijo...

Buenos días Andre: para poder evaluar el cambio que puede haberse producido en un determinado gesto gráfico necesitamos escrituras coetáneas. Por ejemplo, en el caso de una firma solemos pedir muestras que procuren no exceder de 7 años de diferencia, porque se considera que ésta puede variar en ese tiempo, en algún trazo concreto.Ese cambio puede ser en algún trazo concreto muy pequeño, o más grande, pero desde luego es algo que el autor de la firma realiza de manera inconsciente, sin saber que algo ha cambiado en el trazado general de su firma. Hay que tener en cuenta que depende de la edad que tenga en ese momento el escribiente, porque muchas veces esos cambios van asociados a esto. Por ejemplo, una persona de edad avanzada puede presentar temblores, sacudidas, etc que antes no se apreciaban. Además de esto tendremos que tener en cuenta las posibles enfermedades también. Con esto quiero resaltar la importancia de la pregunta que realiza, una pregunta muy general que requeriría una respuesta muy extensa. Si quiere puede dejarme su dirección de correo electrónico y puedo enviarle un pequeño archivo sobre la evolución de la firma en concreto, por si le fuera de utilidad. Espero que tenga suerte con su trabajo de investigación.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Un mal rodamiento de la bola del bolígrafo, ¿qué dudas puede originar sobre la falsedad o autenticidad de una firma?

Jose Antonio León dijo...

Buenas tardes: el uso de un útil de escritura, en este caso el bolígrafo, que presente algún problema, puede influir en el tipo de presión que observemos. Por ello es muy importante el tomar muestras indubitadas adecuadas, intenando controlar las posibles variantes que hayamos observado en el documento dubitado. Si el documento dubitado es original las posibles anormalidades de presión quedarán reflejadas. Por ello contejaremos esta firma dubitada con las indubitadas para poder observar si esas anomalías pueden deberse a algún aspecto de los que se comentan en el artículo y tenerlo en cuenta. De todas maneras, tenga en cuenta que la presión no es el único aspecto que se valora a la hora de dilucidar sobre la autenticidad o falsedad de la firma, sino que hay otros también muy importantes (en cuanto a su peso en el informe), y es el análisis global el que nos dará la respuesta.
Espero haberle ayudado en su pregunta.
Un saludo.

Castaneda dijo...

Escribir de manera intuitiva es esencialmente escribir algo espontáneo y no forzado. Pero para escribir de manera intuitiva, hay que primero aprender a combinar la disciplina y la receptividad. La disciplina para permanecer concentrado y motivado. La receptividad para reconocer la inspiración del momento. Cuando somos capaces de combinar estas dos técnicas, nuestra atención apunta hacia una consciencia creadora que nos revela lo que debe ser divulgado por escrito. Con el tiempo aprendemos a dominar esta técnica sin esfuerzos y desarrollamos nuestro propio estilo literario. Para mí, escribir de manera intuitiva es un proceso perpetuo de contemplación, de evaluación y de búsqueda. "Un proceso en el que la motivación encuentra su cauce en un profundo anhelo de verdad y de unión con lo más elevado." (Alex Mero)

Anónimo dijo...

Tengo 38 años y queria comentarle un problema que tengo desde hace años y es que cuando me pongo a escribir parece que no se coger el útil de escritura y no soy capaz de hacer una letra uniforme, presentable y a veces legible. ¿A donde deberia acudir? ¿Tiene usted idea de lo que me ocurre?

Jose Antonio León dijo...

Buenos días: por lo que comenta parece un problema relacionado con la disgrafía. En el blog puede encontrar algún artículo relacionado con ella. Sería necesario corregir la forma de coger el útil, y probablemente la postura al sentarse a escribir. Esto sería el principio, después habría que ir modificando el trazo, paso a paso. Hay un pequeño truco que y suelo aplicar para coger de manera correcta el útil, y es hacer pruebas con una tiza en una pizarra, e ir alternando entre la tiza y el papel. También creo que la inclinación de la hoja al escribir puede que no sea la correcta. Mi consejo es que busque un buen grafoterapeuta que le pueda ayudar en el proceso. Y con el tiempo iría mejorando y corrigiendo cosas. Un saludo.