lunes, 11 de mayo de 2009

Garantes de la verdad...con buena letra

Os transcribo a continuación la entrevista realizada por el periódico "El Adelantado", de Segovia al presidente de nuestra asociación, D. Jesús Barrón.
Garantes de la verdad... con buena letra Expertos en grafística y documentoscopia reclaman el reconocimiento de su cualificación profesional en un congreso celebrado en Segovia.
Los peritos, en una de las sesiones de la asamblea de
ANPEC celebrada ayer. /Juan Martín (imagen tomada del periódico El Adelantado de Segovia).
Serios, concienzudos y metódicos como buenos investigadores, su trabajo permite resolver desde complicados casos penales hasta otros más cotidianos a través del análisis de la letra manuscrita o mecanografiada, o de la firma de cualquier documento. Son los peritos calígrafos, expertos en grafística y documentoscopia cuya tarea es proporcionar objetos de prueba pericial a instituciones públicas y privadas relacionados con el análisis de cualquier documento manuscrito susceptible de ser alterado, modificado o falsificado.En España, la Asociación Nacional de Expertos en Grafística y Documentoscopia (ANPEC) reúne a los más cualificados profesionales de esta especialidad englobada en la ciencia criminalística, que ayer se dieron cita en las instalaciones de Venta Magullo para poner en común las conclusiones del IV Congreso organizado por la Academia Internacional de Expertos en Escrituras y Documentos celebrado el pasado mes de marzo en Granada.El presidente de ANPEC, Jesús Barrón explicó que el objetivo de esta asociación —que agrupa a más de 60 profesionales en pericia caligráfica, grafología forense y documentoscopia— es que las instituciones “reconozcan nuestra cualificación como colaboradores de la justicia en lo referido a la homologación de nuestros conocimientos, ya que actualmente no están regulados conforme a través de una diplomatura oficial”.Barrón reconoció que el número de asociados de ANPEC no es muy nutrido, aunque señaló que la admisión en la Asociación se rige por criterios “que priman la calidad sobre la cantidad, y por ello contamos con profesionales de una alta cualificación”.Además, indicó que la labor de los peritos calígrafos “es ya reconocida por muchos colegios profesionales que recurren a nuestros servicios de forma frecuente para la validación y autentificación de documentos, y queremos que ese mismo reconocimiento se extienda a organismos como el Poder Judicial o las Fuerzas de Seguridad del Estado”.Las características del trabajo de los peritos calígrafos les obliga a mantener un proceso constante de formación, incorporando el conocimiento y el manejo de instrumentos de precisión como microscopios, negatoscopios, lámparas de luz ultravioleta o complejos sistemas informáticos que permiten el estudio digital de los documentos.De este modo, Barrón explicó que desde ANPEC se llevan a cabo cursos de formación para los profesionales en los que se ponen al día los conocimientos y las nuevas tecnologías que se incorporan a la investigación documentoscópica.Aunque con algunos elementos comunes, el trabajo del perito calígrafo dista mucho del que desarrolla el grafólogo, que utiliza sus conocimientos para realizar un análisis psicológico o conductista de una persona a través de su forma de escribir o de firmar.En este sentido, Barrón asegura que el trabajo del calígrafo “es más técnico que el del grafólogo, ya que nuestro objetivo es identificar el autor de un documento manuscrito y detectar cualquier tipo de alteración, mientras que el grafólogo dedica sus esfuerzos a interpretar los trazos escritos para definir rasgos de personalidad”.

No hay comentarios: