jueves, 5 de julio de 2012

Otros trastornos del lenguaje y la escritura: La Discalculia

Además de los trastornos más usuales relacionados con la lectoescritura, la dislexia, la disgrafía y la disortografía principalmente, hay otro tipo probablemente menos conocido, y que suele aparecer a menudo asociado a los anteriores. Hablamos de la discalculia.

Con este término nos referimos a la incapacidad que se puede presentar para realizar operaciones de matemáticas o de aritmética de forma correcta.. Es en resumen, un trastorno del desarrollo aritmético.

El niño con problemas de discalculia puede presentar dificultades que pueden retrasar de forma notoria el aprendizaje numérico y aritmético. Estas dificultades se manifiestan generalmente bajo dos aspectos:
  • Por un lado, se observan dificultades en el grafismo de los números o la interpretación de las cantidades.
  • Además, se observan dificultades relacionados con las operaciones matemáticas y de comprensión aritmética.
Respecto a su detección, los indicios de discalculia los observaremos si el niño no realiza una escritura correcta de los números, y además presenta errores en las actividades relacionadas con la seriación y clasificación numérica o en las operaciones. A los niños pertenecientes a cursos más avanzados, les resulta imposible la resolución de los problemas aritméticos más simples.

Naturalmente, hay que descartar que esta alteración se deba a algún problema en la agudeza visual o auditiva o a algún trastorno neurológico.

Como curiosidad, el niño disléxico que presenta problemas en este campo, y que por ejemplo invierte letras o sílabas, también repetirá por regla general los mismos errores con los números (el 6 x el 9, el 69 x el 96, etc).

Existen varios niveles, dpendiendo de las dificultades que se observen, aunque quizá sea la discalculia disaritmética la más complicada de tratar, puesto que aquí la dificultad es muy grande para comprender como funciona la numeración, entender la idea de las 4 operaciones básicas, contar mentlalmente y elaborar razonamientos para la solución de problemas. Aunque como digo, también hay otros niveles, como la primaria y la secundaria, y la relacionada con las dificultades a la hora de ordenar los números según una estructura espacial (discalculia espacial).

El tratamiento estará basado en el conseguir destreza en el empleo de las relaciones cuantitativas. Hay que enseñar al niño el lenguaje de la aritmética; el significado de los signos, la disposición de los números, la secuencia que hay que seguir para el cálculo y la resolución de problemas.

No hay comentarios: